Velas de centro decoradas

por Cerería Hurtado

S/150.00

Cirios decorados.

1 disponibles

SKU: BH - 002 Categoría: Etiquetas: , , , , , , Artículo vendido: 0

Descripción

 

  • Nombre o Razón Social: Benjamin Hurtado Rivera
  • RUC: 10283138874
  • Producto: Velas de centro decoradas
  • Materia Prima Principal: Parafina
  • Colores: Rojo y blanco
  • Técnica: Manual y moldeado
  • Medidas:
    • Ancho: 15 cm
    • Espesor: 8 cm
    • Altura: 22 cm
  • Código: BH – 002
  • Línea Artesanal: Cerería

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Velas de centro decoradas”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerería Hurtado

Don Víctor Hurtado Castro nació en Huamanga, Ayacucho, el 23 de agosto de 1944. Desde muy temprana edad, aprendió el oficio de la cerería gracias a su madre, doña María Castro, quien a su vez lo heredó de mano de su esposo, don Alejandro Hurtado. Lamentablemente, don Víctor Hurtado no conoció a su padre.

Tal fue la pasión de don Víctor por el arte de la cerería, que poco a poco se fue especializando en este oficio, llegando inclusive a corregir y enseñar nuevas técnicas a su madre a la edad de 8 años. Posteriormente, cuando él tenía 10 años de edad, fallece su madre, lo cual no amilanó sus ganas de salir adelante; ya que continuó realizando trabajos en cera para diferentes clientes, desde el adorno de misas ardientes hasta vestir complejas andas para diferentes hermandades.

Todo Ayacucho recién lo llega a conocer mediante la ceremonia por el Tricentenario de la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga, en la cual se realizó un concurso de exposición de arte popular, donde ocupó el primer puesto en la especialidad de cerería.

Mediante su obra artística, don Víctor Hurtado ha venido realizando grandes aportes a la difusión del turismo en Ayacucho; por ejemplo, es de mucho orgullo destacar que las distintas andas de cera que poseen en promedio unos 15 metros de alto por 9 metros de largo son producto del ingenio de don Víctor Hurtado. Asimismo, se debe destacar que nuestro personaje trata de que la tradición del arte de la cerería no desaparezca; por ello, lo transmite a su esposa, doña Marina Rivera, y a sus diez hijos, cuyos nombres son Rosa, Yoni, Alejandro, Lourdes, Benjamín, Miguel, Jorge, Mónica, Elizabeth y Anita, Hurtado Rivera quienes con orgullo manifiestan que el arte de la cerería lo llevan en la sangre; por eso, ellos también les enseñan a sus hijos y, de este modo, mediante esta transmisión intergeneracional pretenden preservar y difundir el arte de la cerería.

Don Víctor Hurtado Castro viene adornando la Pascua de la Resurrección de Ayacucho desde hace 51 años. Entre sus distinciones, se puede mencionar que es ganador del Inkare 74 y del primer premio del Tricentenario 77 de la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga; asimismo, fue proclamado como Embajador del Arte Popular y la Artesanía Peruana por la Municipalidad de Huamanga, el 25 de abril del 2009 y declarado como Hijo Ilustre de Huamanga por la Municipalidad de Huamanga, el 25 de abril del 2011; además, es considerado Huésped Ilustre de la Ciudad de Cangallo por la Municipalidad de Cangallo, distinción que recibió el 23 de agosto del 2012, debido a su dedicación para adornar durante 40 años a la Virgen de Asunción, patrona de Cangallo. Del mismo modo, la Pontificia Universidad Católica del Perú y el Instituto Riva Agüero hicieron constar que don Víctor Hurtado Castro colaboró en la exposición La Otra Huamanga en Altares y Cerería realizado en Ayacucho y Lima; en la misma línea, el 19 de marzo de 2016 es declarado Maestro Amauta de la Artesanía Peruana de 2015 por el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), el 23 de agosto del 2018 fue condecorado con la medalla Joaquín López Antay  por el congreso de la Republica. Lo mencionado anteriormente es testimonio del reconocimiento por su destacada labor que realiza por la continuidad de nuestras expresiones artísticas populares.

En definitiva, la Semana Santa de Ayacucho, famosa en el mundo, no sería la misma sin el valioso trabajo de don Víctor Hurtado Castro y su familia, quienes son los encargados de adornar año tras año las andas de las procesiones; las cuales reflejan la interacción entre dos cosmovisiones religiosas: el cristianismo y la espiritualidad andina.


VER PRODUCTOS

Escríbenos al Whatsapp